07
Vie, May

Las personas con discapacidad necesitan más que rampas

Locales
Typography

San Francisco de Macorís.- El 24 de abril, en los ayuntamientos y distritos municipales del país presentaron las memorias correspondientes a las ejecuciones presupuestarias del 2020. Aquí, el alcalde Siquió Ng, realizó lo propio, en un primer año matizado por la pandemia de la Covid-19.

“Hemos iniciado lo que prometimos: una planificación de la gestión municipal con transparencia y participativa de todos los sectores sin exclusión…” afirmó Ng en su discurso, pero adentrándonos a las páginas digitales, de las memorias contenidas en una USB elegantemente presentada por la alcaldía, no hay evidencias de acciones a favor de las personas en condición de discapacidad, que debieron ser incluidas.

Los ayuntamientos deben desarrollar políticas, programas y acciones de inclusión claras y fundamentadas en el derecho de las personas con discapacidad, como parte de las funciones de los gobiernos locales.

Ante esta realidad, ¿está el ayuntamiento de San Francisco de Macorís cumpliendo con los derechos de las personas en condición de discapacidad? ¿Cuenta el cabildo con proyectos para la población en discapacidad dentro de su Plan Operativo del 2021 o en su Plan de Desarrollo Municipal 2020-2024?


Opiniones
José Luis Mayordomo, arquitecto y parte de la Asociación Española de Profesionales de Accesibilidad (ASEPAU) “el buen diseño capacita y el mal diseño, discapacita”, consultamos a quienes llevan sus hombros esta responsabilidad en el ayuntamiento.

Huáscar Coste, director de Planificación, informó que en la alcaldía francomacorisana junto al Programa Solidaridad se tiene contemplada la construcción de un Centro de Capacitación y Desarrollo y dentro de los programas de capacitación se incluye un módulo para personas en condición de discapacidad.

“Al finalizar se le brindará fondos a través de un préstamo con PROMYPIME para la apertura de su negocio y posteriormente la contratación de bienes y servicios producidos a partir de su capacitación a través de la ley de compras”, puntualizó Coste.

Sin embargo, el encargado de planificación no está seguro si los planos para la construcción de este Centro de Capacitación y Desarrollo siguen el diseño universal que permite el acceso de las personas a todas las áreas, pero sí enfatizó que contará con rampas.

El director de Planeamiento Urbano, Danel Jeréz, asegura que desde la pasada gestión se viene realizando un remozamiento en los parques, a los cuales se les ha construido rampas para la “inclusión” de las personas con discapacidad, en base a los estándares.

Esta aseveración es contradicha por Isaira de Jesús Cedeño, directora del departamento de Obras Públicas Municipales, quien expresa que las obras municipales no se están construyendo de acuerdo al manual de accesibilidad universal, pero para un futuro consideran contemplarlo. En el año 2020 se construyeron 11 obras con rampas y en lo que va del 2021 dos, según informaciones proporcionadas por la ingeniera de Jesús.

“Veo con mucha lentitud el quehacer del ayuntamiento para elaborar un programa de trabajo o plan que permita la inclusión de las personas con discapacidad, de cualquier edad y sexo, en el área municipal. Incluyó la construcción de rampas que no se están realizando con los parámetros que ameritan” dijo doña Altagracia de Vargas, del Patronato de la Escuela de Sordos y de la Asociación Dominicana de Rehabilitación.

“En este municipio existe una deuda social, enorme y acumulada con las personas con discapacidad y estamos haciendo un gran esfuerzo, al tratar de recuperar los espacios públicos. Las aceras que construimos nuevas le estamos haciendo rampas, las cuales son comprobadas en campo. En la avenida Libertad, por ejemplo, tienen acceso a personas con discapacidad”, señaló Jeréz.

Al hacer un recorrido por los lugares donde se han construido las rampas en parques y en el bulevar de la avenida Libertad la mayoría no permiten el acceso de una silla de ruedas por la pendiente, la altura o desnivel entre la calle y la rampa, el espacio existente entre el contén y la rampa, o los postes y señalizaciones colocados en la acera, exhibiendo una excelente iniciativa, pero un resultado deficiente.

En nuestro país el Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS) promueve la Agenda Municipal de Desarrollo Inclusivo (ADMI), la cual proporciona herramientas de planificación para la inclusión plena de las personas con discapacidad en los municipios y las comunidades. De igual manera, ofrece una Guía de accesibilidad física, las cuales para ser implementadas se necesita de la voluntad de las autoridades locales y la aprobación de los Concejos municipales.

Según Henry Corporán, encargado de Territorio del CONADIS, la mayoría de ayuntamientos no cuenta con accesibilidad en sus infraestructuras, esto por la antigüedad de las edificaciones. El nivel de cumplimiento de la Agenda y Guía no es general, pues se toman criterios de las alcaldías. Lamentablemente el cabildo de San Francisco de Macorís no se encuentra entre los 14 que por ordenanza municipal modifican sus locales.

Barreras para el servicio
Para una persona ciega, usuario de sillas de ruedas o que hable por señas la accesibilidad a servicios está muy limitada en el ayuntamiento de San Francisco de Macorís.

Un escalón y la falta de una rampa impiden el ingreso de personas usuarias de sillas al despacho del alcalde, de la Conservaduría de Hipotecas, biblioteca, catastro municipal, caja, espectáculos públicos, entre otras oficinas ubicadas en el primer nivel. Sin embargo, la mayoría de las oficinas se encuentran en un segundo nivel y no se cuentan con rampas, ascensor, señalización en braille o un traductor que permitan el acceso a la planta física o al servicio sin ningún tipo de barrera.

Si el ayuntamiento cumpliera la ley, las personas en condición de discapacidad se le brindara una atención y servicio sin discriminación o exclusión, consideró Altagracia de Vargas.

En la página web solo se ofrece el servicio de solicitud de información pública y la canalización de las denuncias, quejas, reclamaciones y sugerencias de los ciudadanos en el Sistema 311 disponible vía Internet y telefónico.

El portal del Ayuntamiento no cuenta con accesibilidad, aunque tiene integrando el logo de discapacidad no ofrece a las personas en esa condición los elementos para acceder a las informaciones o servicios a través de este, según se establece en la Norma de accesibilidad Web (NORTIC B2).


Presupuesto limitado
Las alcaldías por la ley 176-07, disponen de una cuenta para educación, salud y género, correspondiente al 4% del presupuesto general municipal, lo invertido el pasado año 2020 correspondió a 5 millones 531 mil 097 pesos 88 centavos.

De esta ejecución presupuestaria solo se visualiza para el sector discapacidad la subvención de 5 mil pesos mensuales que recibe la Asociación de Personas con Discapacidad Físico Motora, Inc. (ASODIFIMO) y un único aporte de 20 mil pesos realizados a la Escuela de Educación Especial de Rehabilitación.

Sin embargo, para este año 2021 el panorama es más desolador. La disponibilidad es de 3 millones quinientos 52 mil 439 pesos en la cuenta de educación, salud y género. En el primer cuatrimestre sólo se ha invertido 34 mil 314 pesos, según informaciones del área de presupuesto del cabildo francomacorisano.


Existe una nómina de personas en condición de discapacidad, correspondiente a los obreros de ornato; aún falta identificar la totalidad de los empleados incluidos con los que cuenta la alcaldía y verificar si cumple con la cuota del 5% para la empleabilidad de personas con discapacidad, según lo establece la ley 05-13.

Doña Altagracia de Vargas, sostiene que “Es necesario que, no solo en el ayuntamiento, sino en todas las instituciones públicas y privadas se les dé la oportunidad a los jóvenes con discapacidad que están estudiando y preparándose para ejercer una función o labor donde se sientan útiles e importantes en la sociedad”.

Organismos que pudieran cambiar la realidad.
Dentro del Plan de Desarrollo Municipal, del Consejo Económico y Social solo se contempla como acción a favor de las personas con discapacidad, la construcción sin barreras sin embargo este plan corresponde al periodo 2016-2020.

La Mesa Local de Seguridad Ciudadana y Género, la cual está coordinada por la vice alcaldesa Albertina González junto a la FINJUS, la USAID y varias instituciones públicas, castrenses, policiales, religiosas, populares, entre otras, pudiera servir para desarrollar planes, proyectos y acciones en favor del segmento discapacidad. Sin embargo, entre sus miembros no hay instituciones que trabajen con este segmento de población.


De igual manera, el Concejo Municipal a través de sus múltiples comisiones de trabajo y sus prerrogativas debe elaborar y aprobar ordenanzas que permitan un San Francisco de Macorís incluyente para todos sus ciudadanos, donde no solo se piensen en rampas, sino en proyectos de desarrollo, educativo, laboral, accesibilidad universal, recreativo, deportivo, sensibilización social e inclusión plena en derechos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS