26
Mar, May

Más de 50 % de los dominicanos se siente inseguro por el impacto del COVID-19 en la economía

Económicas
Typography

Más de 50 % de los dominicanos se siente inseguro sobre el impacto que el COVID-19 tendrá en la economía, según revela una encuesta realizada por McKinsey & Company durante la séptima semana del confinamiento.

En cambio, más de un tercio de los dominicanos se siente optimista sobre la situación, mientras que un 8 % es pesimista y cree que el impacto del nuevo coronavirus sobre la economía será a largo plazo.

Uno de los asuntos que fueron medidos en el sondeo fue el de las expectativas de recuperación. Un 64 % de los encuestados cree que el impacto del coronavirus sobre sus finanzas será de cuatro meses o más, mientras que el 36 % restante confía en que su situación financiera personal, una que ha implicado un decaimiento importante de los niveles de empleo, se resolverá en menos de cuatro meses.

McKinsey & Company encontró que el empleo a tiempo completo se redujo en más de un tercio -un 36 %- desde que la crisis comenzó y que, aunque esta situación ha tenido un impacto generalizado, el mayor efecto se concentra en los consumidores de menores ingresos. Mientras entre las personas de mayores ingresos la pérdida de empleos a tiempo completo ha sido de 34 %, entre los de menores ingresos el desplome ha sido de 48 %. Es decir, casi la mitad de los más pobres sufrió la pérdida.

Esto está ligado a otro aspecto que fue tomado en cuenta a la hora de hacer el sondeo entre los consumidores. Las compras han caído en la mayoría de las categorías, excepto en lo que tiene que ver con los consumos de alimentos e insumos más básicos de los hogares.

En este ámbito, el consumo más bien se ha incrementado, con la excepción de las compras de bebidas alcohólicas que disminuyeron. Y, aunque el panorama de compras es negativo, McKinsey destaca que se registró una mayor frecuencia de compras en línea, sobre todo de bienes relacionados con el entretenimiento en el hogar. Las categorías digitales de mayor uso fueron los servicios de streaming, videoconferencias, chats virtuales de uso personal, juegos y servicios de salud y meditación en línea.

Pero la sensación generalizada sobre el futuro es de temor y las personas se pensarán más en qué gastan su dinero. Un 79 % de los dominicanos dijo que, dada la situación económica y sus finanzas personales, serán muy cuidadosos acerca de sus gastos, mientras que para el 21 % restante eso no será así.

Entre tanto, un 72 % de los consultados por McKinsey & Company dijo que recortará sus gastos debido a la pandemia y sus efectos sobre la economía. Y todo ello tiene una razón: los ingresos de un 57 % de los encuestados se ha visto impactado desde que comenzó la crisis del COVID-19. Por eso para un porcentaje similar de consumidores la incertidumbre es el factor que más incide a la hora de tomar de decisiones de compra, haciendo que los consultados indiquen que ahora se lo pensarán dos veces para hacer ciertas inversiones o compras.

Ello porque la mitad de los dominicanos cree que sus ingresos familiares se reducirán poco o mucho durante las próximas dos semanas, mientras que un 36 % considera que se mantendrán igual y un pequeño porcentaje de 14 % confía en que aumentarán.

En contraste, así como ese porcentaje estima que sus ingresos caerán, también espera que sus gastos aumenten: un 45 % de los consultados señaló que el monto que destinan al gasto se incrementará poco o mucho durante las próximas dos semanas, mientras que un 33 % estima que se mantendrá sin cambios.

El teletrabajo

Casi la mitad de los dominicanos está trabajando desde casa. El teletrabajo se convirtió en una realidad para el 45 % de los ciudadanos, según lo que reveló la empresa. Un 28 % de los encuestados dijo que tenía un empleo, pero no estaba trabajando, mientras que un 27 % de los consultados por McKinsey & Company dijo que está trabajando fuera de casa.

Cuando se observa esta situación, la edad del consultado marca una diferencia: un 46 % de las personas con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años está trabajando fuera de casa. En cambio, en los mayores de 25 años ya se comienza a ver como más generalizado el teletrabajo. El sondeo indica que lo dominicanos mayores de 35 años de edad están mayoritariamente laborando desde casa, un 68 %, y al mismo tiempo, son el grupo etario con la menor tasa de suspensión: apenas un 7 % dijo que tiene empleo, pero que no labora desde la crisis.

Nuevos hábitos

Nuevos hábitos surgieron durante la pandemia: se resintió la fidelidad de marca, los consumidores se movieron hacia bienes y servicios con mayores valores, la experiencia digital se potenció, y también la elección de opciones saludables, higiénicas y locales.

Sin embargo, el 80 % de los consumidores dijo estar visitando las mismas tiendas para hacer sus compras, aunque un 20 % cambió de lugar por otros que les quedaran más cerca de sus hogares.

En algunas ocasiones se registraron cambios de marcas y esto tuvo que ver con problemas de suministro. McKinsey & Company encontró en su encuesta que la tendencia a no guardar la fidelidad de marca estuvo relacionada con la ausencia de ciertos productos en los anaqueles, sobre todo de papel de uso en el hogar, alimentos frescos, lácteos, productos de limpieza del hogar, charcutería y huevos.

Las mayores preocupaciones

Cuando McKinsey & Company le consultó a los dominicanos cuáles eran sus preocupaciones más importantes durante la crisis del COVID-19 indicaron que eran el panorama de la salud pública (83 %), la economía del país (74 %), la salud de sus parientes más vulnerables (73 %) y la seguridad de su familia (70 %), así como no saber cuánto tiempo durará la situación de la pandemia (69 %).

McKinsey & Company es una firma estadounidense con sede en Nueva York, y con presencia en 65 países, que presta servicios de consultoría sobre estrategias de negocios y ventas, entre otros.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Agrodosa 300x250

AGRODOSA

Adminisiones oct

300x250

LOGO OFICIAL 200x200